La Temporalidad Relativa de las Ideas


Ayer me fui de cañas con el invencible, y mientras platicabamos tuve una revelación: El tiempo mental es diferente al tiempo en el que transcurre nuestra vida.

Me quedo muy claro que las ideas que tenemos son estáticas, y para que estas se actualicen es necesario que algo pase. Necesitamos un estímulo muchas veces externo para ir actualizando las ideas que tenemos de referencia. Es por eso que a pesar que sabemos que algo va a pasar, nos sorprende cuando pasa.

Voy a tratar de poner unos ejemplos para clarificar.

Cuando te encuentras a un amigo después de muchos años… tu tienes una idea de el. Pero puede que cuando lo vuelves a ver, lo ves mas canoso, con mas arrugas. Te vas con la idea de que el se ve mas “acabado” y te sorprendes. Es normal, por que llevas mucho tiempo sin verlo y cuando lo vuelves a ver es mas facil detectar sus cambios. Pero ves los tuyos? Una persona convive consigo misma todos los dias y es muy posible que no se de cuenta de los cambios que tambien ella esta sufriendo. Entonces uno tiene una idea de si mismo que puede durar mucho tiempo hasta que algo pasa que te la cambia. En mi caso, yo siempre fui flaca. Siempre pesé 49 kilos desde tercero de secundaria, hasta que me casé. Esa era mi idea. Soy flaca, a pesar de lo que coma. Un día llegué a la báscula y vi 60 kilos. SESENTA! y me sorprendí. Pero por que pasó eso? Yo los 11 kilos no los subí en un día, fue algo gradual. Sin embargo mi idea era que yo soy flaca da igual lo que haga o deje de hacer, y un dia me subo a la báscula y tengo que cambiar la concepcion de mi misma. Bueno, puede que ya no sea tan flaca. Pero ese cambio se da asi de golpe. La actualización de mi idea no fue gradual, sino que fue mas bien como un balde de agua fria.

Nosotros tenemos una idea de nosotros mismos, pero cuando salimos a la calle y nos vemos en el espejo de los demás (o como ellos nos ven) pues te das cuenta que la realidad tambien es relativa y nuevamente algo tiene que pasar para que lo puedas notar. Un día yo estaba en el boliche y habia una niñita como de 6 años que me dijo: “con permiso señora” y obviamente yo no volteaba por que no pense que me hablaba a mi. Cuando me di cuenta que si era a mi a quien le hablaba -despues de combatir mi impulso de decirle unas cuantas cosas- me traumé por que obvio yo no me veo tan grande como para que una niña me diga señora.  Suena un poco tonto, pero creo que es un tema de mucha trascendencia.

Otro ejemplo es el de mi abuelo. Cuando yo nací el tenia como 50 años aproximadamente. Fui su primera nieta y mi relación con el fué muy cercana. Los recuerdos que tengo de el eran de que  era hombre fuerte, que me cargaba, que manejaba, que trabajaba, etc. Fui creciendo y obvio el tambien… pero la idea que yo tenía de el siempre fue la misma, a pesar de que el envejecía, yo no lo veía. De repente empiezas a notar que empieza a tener actitudes como de ‘viejito’ pero no lo consideras por que eso no le pasa a tu abuelo, le pasa a los demás pero no a el. Hasta que un día de verdad te das cuenta que ya no es el mismo, siempre es por algo que pasa. Cuando yo me dí cuenta, ya fue muy tarde y muy impresionante por que le dí una noticia muy importante el no la entendió. Y en ese momento actualizé la imagen de mi abuelo a la realidad.  Es una sensacion muy fuerte por que entre una idea (la de mi abuelo fuerte etc…) y la siguiente (la de mi abuelo viejito) paso mucho tiempo, pero la actualizacion de la informacion no fue gradual… y creo que por eso a veces es muy dificl crecer y madurar… por que cuando te das cuenta de las cosas ya pasó mucho tiempo y es duro ver eso, a pesar de que ya sabias que asi sería. Yo ya sabia que mi abuelo iba a envejecer.

Creo que nuestras ideas de alguien o de algo son como ‘snapshots’ que poco a poco vamos reemplazando pero de una manera no sistematica. Ustedes ¿que opinan?

 Nota: Ya no peso 60 kgs, lo acabo de comprobar en la báscula y peso 53😉

* Gracias al invencible por su ayuda con este post.

1 Response to “La Temporalidad Relativa de las Ideas”


  1. 1 PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE) enero 24, 2010 a las 4:30 pm

    Estoy de acuerdo a medias. Si bien eso pasa, el tema es la regularidad y no los cambios en sí. Aunque nosotros veamos esos cambios a diario, de todas formas no nos percataríamos.

    Ya que estamos con los ejemplos, te pongo uno: tengo una hija que tiene 2 años y medio. Yo trabajo en casa, por lo que la veo muchas horas, todos los días. Uno nota los grandes cambios que va haciendo (especialmente a esa edad), pero se pierde ‘el todo’ hasta que ve algo que lo hace recapacitar. En nuestro caso, fueron fotos de cuando tenía sólo meses. Ahi nos cayó el balde de ‘cuánto ha crecido, por Dios!!’. Pero en este caso no fue por un ‘snapshot’ del momento, sino todo lo contrario (el hacer ‘snapshots’ diarios que nos hacen perder las referencias importantes con la ‘foto’ anterior).

    Por eso creo que se trata más bien de regularidad que de cambios en sí. Si a tu amigo lo vieses a diario, seguramente no hubieses notado las canas hasta mucho tiempo después.

    Saludos
    PLPLE


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Contacto

Twits

Mejor calificado


A %d blogueros les gusta esto: